La gestión de activos es uno de los casos de uso originales de IoT y ha demostrado aportar un valor real en multitud de sectores. La gestión de activos de IoT se refiere al seguimiento y la gestión de activos individuales conectados mediante dispositivos y sensores para capturar y notificar información. Los dispositivos IoT conectan los activos a una plataforma central, lo que permite utilizar flujos de datos en tiempo real para supervisar, rastrear y gestionar el ciclo de vida de los activos.

Esto ha cambiado las reglas del juego para muchas empresas, que antes dependían de procedimientos manuales laboriosos y propensos a errores. De hecho, según un estudio de Webisoft, las empresas que utilizan IoT para el seguimiento de activos han disfrutado de un impresionante aumento de la eficiencia, con una reducción del 20% en los costes de mantenimiento y un aumento del 15% en la eficacia general de los equipos. En otras palabras, IoT ha transformado la gestión de activos, revolucionando las prácticas tradicionales e impulsando la productividad y el éxito.

icono de citas

Con IoT puede rastrear y mantener cualquier cosa, desde equipos en la planta de producción, materias primas o productos acabados hasta activos móviles, como vehículos, durante todo su ciclo de vida.

Conectar sus activos con dispositivos y sensores IoT le permite recopilar datos tanto en tiempo real como históricos sobre el estado, la condición y el rendimiento de cada activo, así como automatizar sus procesos, reducir los costes operativos, aumentar la productividad, mejorar la seguridad y la protección y prolongar la longevidad de sus activos.

Optimización de recursos

La tecnología IoT desempeña un papel fundamental a la hora de maximizar la eficiencia de los activos y minimizar los residuos. Esto se consigue mediante la supervisión y el análisis continuos de los datos, que proporcionan información detallada sobre el uso y el rendimiento de los activos. De este modo, podrá saber claramente cómo, cuándo y dónde se utilizan sus activos, lo que le permitirá asignar sus recursos de forma más estratégica y con mayor conocimiento de causa.

En términos reales, esto significa identificar dónde se sobreutilizan o infrautilizan los recursos, lo que da lugar a ajustes que pueden conducir a una reducción de los costes operativos. Este tipo de ajuste de la distribución de recursos garantiza que cada activo se utilice a su capacidad óptima, evitando costes innecesarios relacionados con aspectos como la energía y el mantenimiento.

icono de citas

Más allá de la reducción de costes, la utilización de IoT puede mejorar la productividad general mediante la asignación de activos de forma que se maximice la producción y la eficiencia.

En otras palabras, hacer que los activos adecuados estén disponibles y funcionen en el momento oportuno significa que puede mantener altos niveles de rendimiento.

Datos en tiempo real

Los datos en tiempo real transforman la gestión de activos. Los sensores IoT le permiten recibir actualizaciones constantes sobre el estado, la ubicación y los patrones de uso de sus activos. Esta información permite tomar decisiones basadas en datos e informadas sobre cualquier aspecto, desde los programas de mantenimiento y el despliegue de activos hasta la asignación de recursos. También permite el mantenimiento predictivo, evitando problemas antes de que se agraven y, por tanto, ahorrando dinero, tiempo y mano de obra.

Si nos fijamos en el IoT industrial, integrar la tecnología IoT permite a los fabricantes analizar y supervisar tres aspectos cruciales de sus equipos: disponibilidad, calidad y rendimiento. Esta información en tiempo real minimiza las pérdidas y los tiempos de inactividad.

Mantenimiento predictivo

Esta es una aplicación clave de IoT en la gestión de activos. El análisis de los datos de los sensores IoT permite utilizar algoritmos predictivos para estimar cuándo es probable que un activo requiera mantenimiento o sustitución. En comparación con el mantenimiento reactivo tradicional, su empresa será mucho más eficiente y rentable, y los costosos tiempos de inactividad se reducirán considerablemente.

Se trata de un cambio significativo en la forma en que las empresas abordan el cuidado de los activos, ya que los dispositivos IoT generan datos críticos sobre todo tipo de datos, desde la temperatura y las vibraciones hasta el desgaste general, lo que en última instancia proporciona una visión completa del estado de cada activo. En términos reales, esto significa que puede detectar patrones e irregularidades que podrían indicar una posible avería o fallo del equipo. Anticiparse a los posibles problemas antes de que se conviertan en averías le permite planificar y orientar la intervención de mantenimiento, en lugar de trabajar a partir de un programa de mantenimiento reactivo.

Escalabilidad

La tecnología IoT le permite adaptarse sin problemas para gestionar un número creciente de activos y el consiguiente aumento de datos sin perder rendimiento ni eficiencia. La tecnología IoT le permite ajustar rápidamente su estrategia de gestión de activos y tomar decisiones meditadas utilizando datos históricos y en tiempo real. Esto podría implicar la programación del mantenimiento, la asignación de recursos o la optimización del rendimiento. La capacidad de reaccionar con rapidez a los cambios del mercado u otros cambios empresariales supone una ventaja competitiva frente a quienes siguen anclados en las viejas prácticas.

Seguridad

La tecnología IoT le permite hacer un seguimiento de sus activos en tiempo real, lo que facilita la localización y recuperación de activos robados o perdidos. Además, los dispositivos IoT pueden emitir alertas en caso de acceso no autorizado o manipulación, lo que le permite actuar con rapidez.

Conclusión

La combinación de IoT con el seguimiento de activos está transformando muchos sectores y estableciendo nuevos estándares de eficiencia operativa. La implementación de IoT en la gestión de activos ofrece innumerables ventajas, desde la automatización y el control de costes hasta la mejora de la supervisión y la precisión.

A medida que las tecnologías IoT evolucionan, también lo hace el impacto que tienen en su negocio, con nuevas oportunidades que se desbloquean. Los negocios son un paisaje en constante evolución, e IoT no es solo un avance tecnológico, es un imperativo estratégico ineludible para cualquier empresa que quiera mantenerse un paso por delante de la competencia.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT permite la gestión de activos, póngase en contacto con nosotros.

La IoT y la digitalización siguen afectando a casi todos los sectores, y el minorista no es diferente. Aunque los minoristas llevan mucho tiempo trabajando con RFID, las nuevas y mejoradas tecnologías de IoT ofrecen a los minoristas la oportunidad de mejorar las operaciones y la experiencia del cliente, ya sea en sus operaciones físicas o en el comercio electrónico. Desde la reducción de errores de inventario y la optimización de las cadenas de suministro hasta la disminución de los costes laborales y la reducción de robos, IoT puede beneficiar tanto al cliente como al propietario de la empresa de innumerables maneras. 

He aquí siete formas en las que IoT está permitiendo y mejorando el comercio minorista:

Recogida de datos en la tienda

Los sensores inteligentes permiten a los minoristas hacer un seguimiento del tráfico peatonal y del comportamiento de compra, lo que ofrece una serie de ventajas. En primer lugar, la comprensión de los flujos de tráfico permite a las empresas adaptar la distribución de las tiendas y la ubicación de las existencias a la comercialización basada en datos, así como emparejar productos y colocarlos donde el cliente pueda encontrarlos fácilmente. Las marcas también tienen la oportunidad de identificar los puntos de mayor afluencia, lo que les permite colocar estratégicamente material promocional o publicidad en los espacios que frecuentan los compradores, creando más notoriedad con menos esfuerzo.

Caja automatizada

Reconozcámoslo: a nadie le gusta hacer largas colas para pagar. Las colas largas no sólo hacen perder clientes en el momento, sino que también pueden disuadir a los clientes de volver a su tienda. Dicho esto, añadir más personal para solucionar el problema no siempre es la mejor solución. Aunque la autofacturación ha contribuido a aliviar el problema en cierta medida, los sistemas de caja basados en IoT son los que realmente cambian las reglas del juego. Un sistema de caja automatizado lee las etiquetas de cada artículo que un cliente ha puesto en su cesta al salir de la tienda. Así, en lugar de pasar por caja con un empleado o por una línea de autopago, el sistema automatizado toma nota de los artículos y deduce el coste de la aplicación de pago móvil del cliente. El resultado son compras más rápidas, clientes más satisfechos y menores costes para el minorista.

Estanterías inteligentes

La gestión del inventario es una tarea que requiere mucho tiempo, pero es vital para garantizar que los artículos no se agoten, se extravíen o sean robados. Las estanterías inteligentes le ayudan a realizar un seguimiento del inventario y a recibir una alerta cuando los niveles de existencias se están agotando o cuando un artículo se ha extraviado o colocado en una estantería de forma incorrecta. Los sensores IoT le permiten recopilar información y datos sobre cada producto, lo que no solo le ayuda a controlar los niveles de existencias, sino también a detectar robos en la tienda.

Descuentos personalizados

Los programas de fidelización y los descuentos son una forma ideal de mostrar agradecimiento a los clientes que vuelven y, al mismo tiempo, garantizar su lealtad. Los sensores IoT colocados alrededor de una tienda pueden distribuir descuentos de fidelidad a los miembros del programa de fidelización a través de sus smartphones cuando se sitúen cerca de productos rebajados. Además, el IoT puede rastrear los artículos que un cliente ha estado mirando en Internet y enviarle un descuento personalizado cuando visite la tienda. Así, en lugar de ofrecer descuentos generales en numerosos productos al azar, cada descuento puede adaptarse a clientes individuales, maximizando las tasas de conversión.

Diseño optimizado de la tienda

Planificar la distribución de una tienda puede ser complicado, pero mediante el uso de datos y análisis de IoT, la distribución de una tienda puede optimizarse no solo para el minorista, sino también para los clientes. Esto no sólo mejora la experiencia del cliente, sino que también aumenta la rentabilidad. El despliegue de sensores en los pasillos puede ayudar a los minoristas a colocar los productos en función del comportamiento de los clientes, por ejemplo, colocando los productos menos demandados delante y en el centro y los más populares al fondo. Los datos recogidos también proporcionan información sobre el comportamiento de los clientes y sus preferencias de compra.

Control de la seguridad alimentaria

Los minoristas de alimentación y bebidas saben que la eficiencia de las operaciones es crucial para ofrecer a sus clientes productos aptos para el consumo. Sin embargo, establecer y mantener un funcionamiento eficiente puede ser todo un reto y verse afectado por numerosos factores. Cualquier cosa, desde un corte eléctrico hasta un error del personal, puede provocar la contaminación, el deterioro y la pérdida de existencias, lo que le costará dinero. Los sensores IoT pueden evitar pérdidas y mitigar los errores humanos supervisando los productos perecederos en tiempo real. Pueden registrar automáticamente las temperaturas en áreas de preparación, frigoríficos, congeladores y otros equipos, estableciendo umbrales para cada sensor y recibiendo una alerta cada vez que se supera un umbral. Esto ayuda a proteger el inventario garantizando que las zonas de almacenamiento de alimentos mantienen la temperatura adecuada.

Optimización de la cadena de suministro

Gestionar las expectativas de los clientes es crucial en el comercio minorista, y el IoT les permite hacerlo mediante información actualizada sobre la disponibilidad del inventario. Empezando por el almacén, los sensores de IoT instalados en las estanterías de los productos pueden controlar las fluctuaciones de peso que indican que los productos se están agotando. Esta capacidad de reconocer la popularidad de determinados productos, como los que están volando de las estanterías, permite a los minoristas reponer existencias de forma proactiva y a tiempo. El inventario físico no es visible, por lo que la capacidad de saber cuándo reponer antes de que alguien compre un artículo que no está disponible reduce el riesgo de error en la transacción. Además, los almacenes son grandes y encontrar un producto concreto puede ser como encontrar una aguja en un pajar: la instalación de sensores en el almacén aumenta la visibilidad general y agiliza los procesos.

La logística es compleja e implica la coordinación de múltiples elementos. Hoy en día, con el aumento de la demanda de entregas en línea, los ciclos de entrega más cortos, la creciente competencia y la reducción de los márgenes, las empresas están más presionadas que nunca para garantizar que su gestión logística sea ágil y eficiente. La digitalización y la introducción de tecnologías IoT han permitido al sector experimentar un enorme aumento de la eficiencia: optimizar los procesos, mantener la competitividad frente a los rivales del mercado, aumentar la calidad del servicio y mantener los costes bajo control.

Con IoT, las empresas pueden integrar los activos de la cadena de suministro en un único sistema. Las capacidades de recopilación y seguimiento de datos ofrecen visibilidad en toda la cadena de valor para mejorar desde la eficiencia de los almacenes hasta la gestión de flotas.

Entonces, ¿por qué invertir en una solución logística IoT e integrar la tecnología conectada en sus operaciones? He aquí por qué:

Almacén y depósito

Con IoT, puede estar al tanto de cada pieza móvil de su almacén. Los sensores conectados pueden mantener un control estricto de su inventario mediante el seguimiento y el análisis de las posiciones de inventario y los niveles de existencias en toda su operación. Las estanterías inteligentes proporcionan información de inventario, alertándole cuando las existencias son bajas, los productos se desplazan, las temperaturas son inadecuadas, cuando hay robos, etc. Además, los wearables le permiten hacer un seguimiento de la salud, la ubicación y el rendimiento de los empleados, así como informar de colisiones y caídas, mejorando la seguridad en toda su operación. Los sensores IoT también pueden realizar un seguimiento de las condiciones de funcionamiento de las máquinas y otros equipos, permitiendo la máxima productividad, así como el mantenimiento predictivo, lo que reduce los costes de las reparaciones y mantiene el tiempo de inactividad al mínimo.

Seguimiento integral del producto

La transparencia es la clave de la integración de la tecnología IoT en la logística. Un sistema de seguimiento IoT permite a los responsables de logística seguir el movimiento de cualquier producto desde el almacén hasta la puerta del cliente. Esto establece transparencia, reduce los errores humanos (y la consiguiente presión sobre el personal) y aumenta la satisfacción del cliente. El seguimiento de las entregas en tiempo real se convierte en un proceso fluido y reduce los quebraderos de cabeza para todos, ya que podrá decir a cualquier cliente que llame para saber dónde está su entrega exactamente dónde está y cuándo llegará. Esto también ahorra tiempo a los representantes del servicio de atención al cliente, que pueden determinar fácilmente dónde se encuentra una entrega.

Gestión de flotas

Un sistema de seguimiento y gestión de vehículos basado en IoT le permite supervisar fácilmente su flota. Los dispositivos IoT proporcionan datos precisos para que pueda ahorrar tiempo y dinero, así como reducir el tiempo de inactividad, lo que al final se traduce en mejores decisiones empresariales basadas en más datos.

  • Rendimiento del motor
  • Consumo de combustible
  • Información basada en la ubicación
  • Comportamiento del conductor
  • Mantenimiento predictivo

Precisión de las previsiones

Con todos esos datos generados y analizados, podrá hacerse una idea muy clara de todo, desde cuánto tiempo se tarda en vender una determinada cantidad de producto y cómo optimizar las entregas de ese producto hasta qué vendedores tienen mejores historiales y qué centros de distribución tienen mayores tasas de conversión. ¿Cuál es el resultado? Una precisión mucho mayor a la hora de planificar operaciones y predecir resultados. Al pasar a una toma de decisiones basada en datos, el error humano se reduce significativamente. Y toda esa recopilación automática de datos significa que no sólo ahorrará horas de trabajo que antes se dedicaban a recopilar datos manualmente, sino que también podrá recopilar datos que habrían sido difíciles o imposibles de recopilar sin IoT.

Si desea obtener más información sobre las ventajas del IoT en sus operaciones logísticas, póngase en contacto con nosotros...

Aunque los drones se han asociado durante mucho tiempo a costosas aplicaciones militares o, en el otro extremo del espectro, a artilugios tecnológicos para aficionados, en la actualidad cada vez tienen más aplicaciones comerciales prácticas. En los últimos años, el uso de drones se ha extendido a un amplio abanico de sectores, desde el reparto, la vigilancia de infraestructuras y cultivos y la cartografía hasta la inspección de instalaciones industriales, la respuesta a emergencias y la vigilancia de seguridad. Y a medida que más y más industrias descubran los beneficios que los drones aportan a sus negocios, los casos de uso seguirán creciendo, con la tecnología IoT aportando eficiencia operativa y de costes.

Los drones existen desde hace mucho tiempo. El concepto de vehículos aéreos no tripulados (UAV) se remonta a 1849, cuando Austria atacó Venecia utilizando globos no tripulados llenos de explosivos. Pero, aunque los ejércitos de todo el mundo han impulsado en gran medida la tecnología de los drones desde entonces, éstos también se han introducido con fuerza en los espacios comerciales y de consumo.

icono de citas

Cuando se trata del despliegue de drones en el ámbito empresarial, el IoT está cada vez más presente. Los drones habilitados para IoT tienen la capacidad de realizar un gran número de tareas importantes, sobre todo cuando esas tareas son caras, peligrosas o imposibles de llevar a cabo por humanos.

Logística

Solo en Estados Unidos, el mercado de drones de reparto pasó de 40 millones de dólares a 1.000 millones entre 2012 y 2017, y esa cifra se duplicará en 2020. Para 2026, se espera que alcance los 5.600 millones de dólares.

La entrega de última milla es el tramo más caro y difícil del trayecto de un paquete, ya que supone alrededor del 50% de los costes totales de distribución. La tecnología de drones optimiza la entrega de última milla transportando paquetes desde almacenes o centros de distribución cercanos a una dirección concreta.

Y a diferencia de los vehículos de reparto tradicionales, los drones pueden "volar a vuelo de pájaro", lo que les permite evitar el tráfico y las rutas de reparto tortuosas. Los drones también son rápidos, lo que hace que la entrega en el mismo día sea la norma en muchas zonas y, en algunos casos, incluso la entrega en la misma hora.

Esto también implica beneficios medioambientales cuando se utilizan drones para realizar entregas: la entrega media de un paquete por camión genera alrededor de 1 kg de emisiones de gases de efecto invernadero. Los drones, en cambio, reducen tanto el consumo de energía como la emisión de gases de efecto invernadero, porque suelen funcionar con baterías. Si esas baterías se cargan con energía verde, la importante cantidad de carbono emitida por el transporte comercial e industrial se reducirá considerablemente.

Más allá de las entregas, los drones aumentarán la eficiencia de los almacenes, rodeando el perímetro de los mismos para realizar inspecciones de seguridad, al tiempo que apoyan las inspecciones, el mantenimiento preventivo y la reparación de maquinaria compleja dentro de una planta de fabricación. Los drones también pueden utilizarse para acelerar los procesos de recogida y almacenamiento, ya que los drones ligeros son una alternativa a las cintas transportadoras o las carretillas elevadoras para recoger y almacenar pedidos.

Y, por último, los drones inteligentes son cruciales cuando otros medios de transporte no son viables, como la entrega de ayuda vital y suministros médicos en zonas catastróficas o en otras situaciones de emergencia.

Agricultura

Con una población mundial que se espera alcance los 9.600 millones de personas en 2050, las prácticas agrícolas innovadoras serán vitales para alimentar a todo el mundo. La tecnología de drones inteligentes permitirá aplicar técnicas de agricultura de precisión, que garantizan la eficiencia de insumos como el agua y los fertilizantes, al tiempo que maximizan la productividad, la calidad y el rendimiento. La agricultura de precisión también ayuda a minimizar las plagas, las inundaciones no deseadas y las enfermedades. En otras palabras, los drones están revolucionando la agricultura y ofreciendo un importante ahorro de costes, una mayor eficiencia y un aumento de la rentabilidad.

Los drones pueden llevar a cabo un seguimiento exhaustivo de las condiciones de los cultivos y el ganado, con la capacidad de detectar rápidamente problemas que podrían no ser evidentes desde el suelo. Al inspeccionar rápidamente amplias franjas de terreno agrícola, los drones pueden cartografiar la propiedad, predecir y supervisar el crecimiento de los cultivos, informar sobre su salud, controlar el riego y mejorar la precisión de la pulverización. Un ejemplo sería la fotografía de lapso de tiempo de un dron que revela que un cultivo no se está regando correctamente.

La capacidad de recopilar y analizar datos en tiempo real tiene resultados muy tangibles: mejor rendimiento de los cultivos, mejor uso de los recursos y toma de decisiones basada en datos. Además, con la capacidad de identificar plagas, malas hierbas, enfermedades y eficiencias nutricionales en las primeras fases, se reduce la necesidad de utilizar pesticidas y otros productos químicos nocivos.

Puede leer más sobre IoT y agricultura aquí.

Aplicaciones industriales

La inspección y el mantenimiento de instalaciones industriales pueden ser difíciles y peligrosos. Calderas, hornos, minas, redes eléctricas, puertos marítimos, petróleo y gas... todas estas instalaciones tienen zonas de difícil acceso y pueden suponer un riesgo para la salud de los trabajadores. Sin embargo, los drones inteligentes agilizan el mantenimiento y las inspecciones de una forma mucho más segura: mediante el uso de sensores y cámaras, los drones recopilan datos que se transmiten en tiempo real a un inspector, que puede actuar en función de esa información de forma segura.

icono de citas

Al desplegar drones durante varias fases del ciclo de vida de una instalación, los datos recopilados pueden utilizarse para mejorar y optimizar los procesos industriales, así como para aumentar la eficiencia operativa. Y gracias a su visibilidad casi ilimitada, los drones están especialmente capacitados para capturar datos aéreos en tiempo real, lo que permite una recopilación de datos rápida y sin fisuras, que a su vez impulsa procesos empresariales informados.

Los drones pueden utilizarse en operaciones como instalaciones petrolíferas y de gas para seguridad, vigilancia, respuesta a emergencias e inspección de infraestructuras. En los puertos marítimos, los drones pueden encargarse de la supervisión operativa, la vigilancia portuaria, el control del tráfico, la cartografía y la topografía. En el sector minero, los drones tienen numerosas aplicaciones, como la inspección de minas, la gestión de inventarios, la estimación de existencias y la detección de puntos calientes. Además, los drones pueden proporcionar información detallada sobre posibles yacimientos antes de iniciar un proyecto minero. Los drones también pueden acceder a zonas muy tóxicas o de difícil acceso y pueden ser una herramienta vital en la respuesta a emergencias.

Construcción

El sector de la construcción ya está invirtiendo mucho en drones y es uno de los principales adoptantes de esta tecnología, y con razón. Los drones ofrecen una vista de pájaro de las obras, la maquinaria y las personas, proporcionando información crucial antes, durante y después de un proyecto, además de supervisar su progreso. Los drones tienen acceso a lugares que normalmente son inaccesibles o peligrosos de inspeccionar, como los tejados, registran y transmiten datos en tiempo real y reducen los accidentes al tiempo que aumentan la seguridad de las obras.

Los métodos tradicionales de vigilancia terrestre requieren mucha mano de obra, tiempo y dinero. Los drones, en cambio, proporcionan información valiosa sobre el terreno y la distribución de la tierra por una fracción del coste. Lo hacen a vista de pájaro, inspeccionando el terreno con una precisión mucho mayor de la que era posible hasta ahora, y los datos recopilados son utilizados por los ingenieros para medir aspectos como las dimensiones del terreno y los cambios de elevación.

Cuando se trata de estructuras existentes, pueden crearse modelos 3D a partir de escaneos realizados por drones, lo que puede ser útil cuando se trata de renovaciones y retroadaptaciones, así como para inspecciones, evitando potencialmente desastres como el reciente colapso del condominio Surfside en Florida. Los datos también pueden convertirse en modelos de construcción, lo que permite a los clientes tener una mejor comprensión de los espacios y una visión de los resultados finales antes incluso de que comiencen las obras.

Una de las aplicaciones más comunes de los drones en las obras de construcción es la supervisión y el control de los avances a lo largo de todo el proyecto. Los drones supervisan el progreso superponiendo imágenes capturadas a los diseños y planos de construcción, lo que permite confirmar -o no- que el proyecto avanza según lo previsto. Las imágenes también pueden utilizarse para identificar fallos y ayudar a eliminar el error humano cuando se trata de inspección y supervisión de calidad.

Después de la construcción, los drones pueden evaluar los daños tras catástrofes naturales como huracanes o tornados, identificando el alcance de los daños y señalando qué zonas necesitan atención inmediata. También pueden utilizarse para identificar víctimas y guiar a los trabajadores de emergencias de forma más segura.

Hablando de seguridad, las obras de construcción pueden ser lugares peligrosos. Las inspecciones realizadas manualmente pueden exponer a los trabajadores a accidentes y lesiones, sobre todo cuando hay alturas de por medio. Los drones eliminan o reducen los riesgos al tiempo que proporcionan un mayor nivel de precisión en las inspecciones.

Hay muchas otras aplicaciones comerciales para los drones, como el mantenimiento de alcantarillas, los seguros, la filmación y la seguridad pública. Los casos de uso seguirán creciendo a medida que evolucione la tecnología. Cuando se añada IoT a la mezcla, las posibilidades serán casi infinitas.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT puede ayudar a su empresa, póngase en contacto con nosotros...

La IO desempeña un papel crucial en la mejora de las aplicaciones de las ciudades inteligentes mediante la supervisión y gestión en tiempo real de los procesos urbanos. Pero con casi dos tercios de la población mundial viviendo en zonas urbanas en 2030, uno de los mayores retos a los que se enfrentarán las ciudades es la eliminación de residuos. El mundo produce anualmente 2.010 millones de toneladas de residuos sólidos, y la cantidad de basura producida por los habitantes de las ciudades va camino de alcanzar los 3.400 millones de toneladas en 2050. Los gastos de eliminación de residuos también van en aumento, y el Banco Mundial prevé que los costes mundiales de recogida de basuras superen los 375.000 millones de dólares en los próximos cinco años. Afortunadamente, las iniciativas de las ciudades inteligentes están impulsando la innovación en el sector de la gestión de residuos. Valorado en algo menos de 1.500 millones de dólares en 2018, se prevé que el mercado de la gestión inteligente alcance los 5.000 millones de dólares en 2025.

La gestión inteligente de residuos se ha convertido en una parte esencial del ecosistema de las ciudades inteligentes, con sensores de residuos inteligentes habilitados para IoT que permiten a las ciudades optimizar la recogida de residuos, reducir el número de contenedores desbordados y gestionar los recursos. El uso de IoT en la gestión de residuos tiene el potencial de reducir gastos innecesarios que son el resultado de ineficiencias operativas en los procesos de recogida de basura. Se espera que el número de contenedores inteligentes alcance los 2,4 millones en 2025 y, según Berg Insight, la rápida adopción de sensores de residuos inteligentes se traducirá en un crecimiento del 29,8% hasta 2025.

Las papeleras inteligentes se basan principalmente en las redes celulares, que representaron alrededor de tres cuartas partes de los puntos de recogida de residuos conectados en 2020. Aunque las unidades existentes pueden instalarse posteriormente, los sensores inalámbricos se están preintegrando cada vez más en las papeleras. Y no son las tecnologías celulares convencionales -2G/3G/4G- las que están impulsando el crecimiento. En cambio, son las tecnologías LPWA (low-power, wide area)(LTE-M y NB-IoT) las que están abriendo camino. Estas tecnologías ofrecen opciones de coste y eficiencia energética que aprovechan las redes existentes a la vez que cuentan con una sólida seguridad integrada, lo que las hace ideales para las aplicaciones de las ciudades inteligentes.

Hay tres áreas críticas en las que IoT permite los procesos de gestión de residuos.

Optimización de rutas

Tradicionalmente, los sistemas de gestión de residuos han utilizado una ruta predefinida basada en patrones históricos para programar la recogida de basuras y el vaciado de los receptáculos de los puntos de reciclaje, estuvieran llenos o no. Los dispositivos IoT dan la vuelta a este modelo utilizando cubos de basura inteligentes que detectan la ubicación, la temperatura y el nivel de llenado en tiempo real, y estos datos se utilizan para planificar rutas de recogida óptimas, lo que se traduce en un proceso de recogida eficiente que ahorra combustible y mano de obra. Además, los datos ayudan aplanificar a largo plazo, por ejemplo, dónde se necesitan más contenedores o dónde puede reducirse su número.

Los datos recogidos de los contenedores inteligentes también reducen el número de recogidas molestas o la incidencia de contenedores de basura desbordados. Si un sensor detecta que un cubo está lleno, se envía una alerta automática a los gestores de residuos, que pueden programar una recogida extra.

Reciclado inteligente

Según un informe de la ONU, cada año se generan 50 millones de toneladas de residuos electrónicos. Y como el número de aparatos electrónicos que acaban en los vertederos no deja de aumentar, los residuos electrónicos se han identificado como un aspecto clave en la gestión de residuos sólidos. Los aparatos electrónicos desechados suelen contener sustancias químicas nocivas, como el litio de la batería de un smartphone, que pueden filtrarse a las aguas subterráneas. Al mismo tiempo, estos dispositivos presentan una oportunidad para recuperar metales preciosos y básicos, como el oro y el cobre, de forma eficiente. Los sistemas de gestión de IoT permiten llevar un registro digital de dispositivos y baterías y, una vez que la batería se agota, se puede activar la localización de teléfonos, sensores IoT y otros dispositivos electrónicos, con lo que los fabricantes o gestores de residuos programan una recogida -e incluso traen un repuesto- mucho antes de que acaben en un vertedero.

La capacidad de integrar tecnologías IoT en los contenedores también permite el uso de aprendizaje automático, inteligencia artificial y visión por ordenador para procesar el tipo de material del contenedor, lo que mejora la clasificación y reduce los errores humanos, además de facilitar el trabajo en los centros de reciclaje. Además, los contenedores inteligentes emergentes son capaces de identificar y clasificar los residuos en categorías como vidrio, papel, plástico y metal, comprimirlos y notificar a los trabajadores de saneamiento los niveles de llenado de cada categoría de residuos, lo que permite una sociedad más sostenible.

Análisis de datos

Los dispositivos conectados registran la velocidad a la que se llenan los contenedores, al tiempo que controlan la frecuencia con la que se vacían y lo que contienen. Los sistemas de gestión IoT son el lugar donde todo esto se une y brilla. Los datos abren un sinfín de posibilidades, como planificar mejor la distribución de los contenedores, eliminar prácticas de eliminación incorrectas e incluso reducir la cantidad de residuos que acaban en los vertederos. El análisis de datos puede ayudar a evaluar tendencias para planificar mejor los procesos de gestión de residuos, lo que lleva a una mejor asignación de recursos y a una población más feliz. Y hablando de una población más feliz, una aplicación para ciudades inteligentes puede dar a los ciudadanos la posibilidad de introducir información sobre el terreno, que puede utilizarse tanto en tiempo real, como cuando alguien informa de un contenedor roto o similar, como añadiendo esos datos a los recogidos de otras fuentes, lo que puede optimizar aún más los procesos.

Si desea más información sobre cómo el IoT puede hacer posible su ciudad o empresa inteligente, póngase en contacto con nosotros...

Incluso antes de Covid-19, a las organizaciones benéficas les costaba adoptar la tecnología digital. Sin embargo, la pandemia mundial ha dejado muy claro que la tecnología digital será crucial para los esfuerzos del sector en el futuro. El impacto de Covid en el sector benéfico ha sido doble: se ha producido un fuerte aumento de la demanda de servicios benéficos como bancos de alimentos, servicios de apoyo y organizaciones benéficas de animales, al tiempo que se ha producido un notable descenso de las donaciones. Las restricciones de Covid-19 han limitado la recaudación de fondos cara a cara o la han cancelado por completo, mientras que la recaudación de fondos en los mostradores de las tiendas también ha sufrido un golpe importante, debido tanto a las restricciones de Covid como a que se anima a la gente a pagar con tarjeta.

La buena noticia es que, aunque los retos a los que se enfrenta la sociedad a raíz de Covid seguirán afectando a las organizaciones benéficas, muchas están viendo la oportunidad de aprovechar los avances tecnológicos. El Internet de las cosas se ha abierto camino en casi todos los sectores y, en el caso de las organizaciones sin ánimo de lucro, les permite ofrecer mejores servicios y cambiar su forma de recaudar fondos. He aquí cómo:

Donaciones sin efectivo

Mucha gente ya no lleva dinero en efectivo, y algunos países como Suecia están a punto de convertirse en una sociedad sin efectivo. Aunque algunas organizaciones benéficas ya han adoptado terminales inalámbricos para donaciones con tarjeta, las cajas que sólo aceptan efectivo siguen superando en número a las que admiten pagos con tarjeta. Sin embargo, esta situación está cambiando: cada vez son más las organizaciones benéficas, clubes, lugares de culto y otros sectores sin ánimo de lucro que adoptan puntos de donación inalámbricos.

Una caja de donativos habilitada para IoT puede ser estática o móvil, o ambas cosas, y abre nuevas formas conectadas de recaudar fondos. De hecho, en los Países Bajos, cuando WhyDonate introdujo las cajas de donativos conectadas, la organización benéfica experimentó un aumento del 200% en el importe medio de las donaciones en los primeros meses de prueba. Y como cada vez más personas utilizan monederos móviles, un donante puede simplemente tocar con su teléfono o reloj una etiqueta inteligente o escanear un código QR para hacer un donativo. Las organizaciones benéficas que realizan donaciones en las esquinas pueden recaudar fondos de los peatones simplemente haciendo que toquen su tarjeta o su teléfono. Los datos recogidos de estos dispositivos permiten a las organizaciones benéficas crear perfiles digitales del donante típico, lo que puede ayudarles a precisar sus esfuerzos en el futuro.

Pulseras de fitness

Muchas organizaciones benéficas recaudan fondos mediante actos organizados, como carreras o marchas patrocinadas. Antiguamente, si se necesitaban patrocinadores, es posible que se recurriera a amigos, familiares, compañeros de trabajo y otras personas. A raíz de Covid, han surgido una serie de soluciones que permiten a la gente participar en carreras o marchas benéficas sin congregarse en grandes grupos. Las aplicaciones rastrean el lugar elegido por la persona y se recauda dinero a medida que avanza por un "circuito virtual". Como los patrocinadores pueden seguir los progresos, todos se mantienen motivados e implicados en el resultado. Algunas soluciones incluyen funciones que permiten a las organizaciones crear hitos personalizados y la mayoría funcionan igual de bien en un teléfono inteligente que en una pulsera de fitness.

Transparencia

Casi tres de cada cuatro mileniales hacen donaciones benéficas al año y más de la mitad de la Generación Z está considerando activamente la posibilidad de trabajar en organizaciones sin ánimo de lucro. Sin embargo, para las generaciones más jóvenes ya no basta con lanzar una pelota benéfica y ver cómo entra el dinero. Los donantes más jóvenes quieren saber adónde va su dinero y ver los resultados.

El IoT permite a las organizaciones benéficas hacer un seguimiento de los resultados a través de sensores conectados y otros dispositivos inteligentes, y con los datos que se generan las organizaciones sin ánimo de lucro pueden captar y comunicar el impacto que está teniendo su trabajo con resultados concretos. Si una organización benéfica proporciona agua potable a niños de países en desarrollo, los sensores de un pozo de agua podrían, por ejemplo, recopilar datos que indiquen todo, desde el mantenimiento hasta el uso del agua, mostrando a los donantes exactamente lo que su donación está apoyando.

Donación virtual

Tras meses y meses de reuniones de trabajo virtuales, conferencias virtuales y vida virtual, no es de extrañar que ahora se pueda donar virtualmente, y los dispositivos conectados lo están haciendo tan fácil como preguntarle a Alexa a qué hora sale el próximo tren. Según una encuesta de la Radio Pública Nacional (NPR) de Estados Unidos, el 57% de las personas que poseen un asistente inteligente lo han utilizado para pedir algo, por lo que no es un gran salto pasar de pagar por un producto a apoyar a tu organización benéfica favorita.

Las organizaciones sin ánimo de lucro también pueden aprovechar la tecnología de los asistentes inteligentes para fomentar comportamientos acordes con su misión. Si la misión es reducir el desperdicio de alimentos, los asistentes inteligentes pueden dar consejos sobre cómo conseguirlo. Los asistentes inteligentes también pueden conectar a las organizaciones sin ánimo de lucro tanto con donantes individuales como con empresas. La Fundación Británica del Corazón ya utiliza altavoces inteligentes para recibir donaciones mediante el reconocimiento de voz a través de los micrófonos conectados al IoT de los dispositivos.

Las pantallas digitales siguen creciendo en los espacios públicos, ofreciendo a las organizaciones benéficas una nueva forma de compartir su mensaje con posibles simpatizantes y, con suerte, solicitar donaciones.

Realidad virtual

Muchas organizaciones sin ánimo de lucro han tenido que recurrir a costosos viajes de larga distancia para mostrar a los inversores el destino de sus donaciones. La realidad virtual (RV) permite a los inversores experimentar proyectos en lugares lejanos sin salir de casa. Esto no sólo permite que más donantes potenciales vean el trabajo de la organización benéfica, sino que también permite que el dinero que antes se habría utilizado para pagar gastos de viaje se destine directamente a servir a la gente.

Las tecnologías de RV no son baratas (todavía), pero si se combina cuidadosamente la tecnología con el caso de uso, es probable que las organizaciones obtengan un mayor apoyo y, por tanto, compensen los costes iniciales con relaciones a largo plazo con los donantes.

Hay muchas otras formas en las que el IoT está haciendo posible la beneficencia, como las cámaras conectadas en los puestos de socorro y el uso de imágenes en tiempo real en eventos de recaudación de fondos para mostrar a la gente exactamente cómo se utiliza su dinero. HabitatMap, con sede en Brooklyn, lanzó hace unos años AirBean, un sensor compacto de bajo coste que mide las concentraciones hiperlocales de partículas microscópicas nocivas en el aire, así como la humedad y la temperatura. Los datos se utilizan después para crear un mapa global de la calidad del aire, que a su vez potencia los esfuerzos por reducir la contaminación. Este es solo un ejemplo más de cómo el sector benéfico está evolucionando con la ayuda del IoT.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT puede ayudar a su organización, póngase en contacto con nosotros.

Aunque la adopción de tecnologías IoT en el sector financiero no es tan elevada como en muchas otras industrias, es comprensible, dada la naturaleza conservadora del negocio. Pero las startups fintech, los bancos y otras instituciones financieras que sean capaces de ver las posibilidades que ofrecerá IoT se convertirán en los líderes del sector del mañana.

Casi todos los sectores se están digitalizando ya o están haciendo planes para hacerlo, y hoy no es diferente para el sector bancario. Dado que cada vez más clientes esperan experiencias personalizadas, la necesidad de datos y análisis en tiempo real no hace sino aumentar. En el sector bancario, el uso de datos ayuda a comprender los hábitos de compra y la salud financiera, al tiempo que impulsa nuevas fuentes de ingresos y permite lo que muchos de nosotros ya estamos disfrutando: una experiencia bancaria totalmente digital.

Solo en Estados Unidos, el 81 % de los consumidores ya utiliza la banca móvil, una cifra que es incluso mayor en otras regiones, como los países nórdicos, donde el uso de los servicios bancarios en línea es del 84-95 % de la población. Con este tipo de cifras, está claro que no se trata de si la banca adoptará la transformación digital en sus operaciones, sino de cuándo y cómo, y es el IoT el que está ayudando a impulsar este cambio.

Experiencia bancaria mejorada

Independientemente de si el consumidor visita una sucursal física o realiza sus operaciones bancarias por Internet, las tecnologías de Internet de las Cosas están permitiendo experiencias más cómodas y personalizadas. Llevamos mucho tiempo viendo cajeros automáticos en centros comerciales, tiendas de comestibles, calles comerciales concurridas, etc. Los cajeros automáticos son en realidad un prototipo temprano de dispositivo IoT, que permite realizar transacciones en tiempo real y elimina la necesidad de hacer cola en el banco para acceder a las cuentas, lo que se traduce en una reducción de los costes de personal.

Para mejorar aún más la experiencia del cliente y reducir costes, los bancos están recurriendo a las nuevas tecnologías IoT. Algunos bancos han empezado a utilizar balizas para enviar ofertas personalizadas a los teléfonos inteligentes de los clientes en cuanto entran en el banco, mientras que algunos cajeros automáticos disponen de vídeo en directo que permite a los clientes hablar con alguien del banco si necesitan ayuda adicional. Este enfoque más centrado en el cliente permite a los bancos atender las necesidades de grupos demográficos específicos. Además, los datos recopilados pueden utilizarse para crear perfiles de clientes que pueden aprovecharse para ayudar a mejorar la salud financiera del cliente, así como para generar confianza y fidelidad.

Hablando de datos...

Los clientes utilizan cada vez más dispositivos inteligentes para realizar sus operaciones bancarias, y los datos recopilados de la banca móvil y las aplicaciones, por ejemplo, permiten a los bancos anticiparse a las necesidades de los clientes y ofrecerles asesoramiento y soluciones que les ayuden a tomar decisiones acertadas en relación con sus finanzas. Esto fideliza a los clientes y, en un mundo ideal, aumenta el negocio. Además, las instituciones financieras están utilizando la funcionalidad IoT para predecir tendencias futuras y condiciones de mercado mediante análisis de datos y modelos predictivos, y estos valiosos conocimientos pueden utilizarse para crear nuevos productos y servicios. Los datos también pueden ser utilizados por los principales responsables de la toma de decisiones para juzgar la valía de las diferentes características de las aplicaciones y dónde invertir en desarrollo.

Colaterales inteligentes

Imagine un escenario en el que un cliente minorista o una PYME puedan obtener financiación a corto plazo ofreciendo garantías, como maquinaria, coches u otros activos, pero sin tener que ir al banco a hablar con el prestamista en persona. La identidad digital habilitada, junto con la tecnología IoT, cambia todo el proceso. La solicitud de financiación, junto con la transferencia de la propiedad de los activos, puede ser automatizada y digital y lograrse en cuestión de segundos, lo que permite al banco emitir el préstamo inmediatamente mientras supervisa el estado de la garantía en tiempo real sin necesidad de custodiarla físicamente. ¿Cómo? Mediante la conexión de activos. Si el prestatario incumple un pago, el coche que utilizó como garantía puede ser inutilizado a distancia hasta que se efectúe el pago. Además, también se puede supervisar el estado de la garantía.

Seguros a medida

Las compañías de seguros ya ofrecen dispositivos que se conectan al puerto de diagnóstico a bordo de los coches y envían el comportamiento del conductor a la compañía. Aunque esto puede no ser ventajoso para los conductores más aventureros, estos datos permiten a las compañías de seguros ofrecer descuentos en función del comportamiento del conductor, así como seguros a medida basados en los hábitos de conducción, la salud del motor del vehículo y el desgaste general del mismo. Además, los datos pueden dar a las compañías de seguros información crucial sobre la probabilidad de accidentes en determinadas zonas y fijar el precio de las pólizas en consecuencia.

Unas palabras sobre seguridad

Los bancos y otras instituciones financieras son, por su propia naturaleza, conservadores, lo que tiende a convertirlos en adoptantes tardíos de las tecnologías. Al igual que la sanidad y otras soluciones de misión crítica, un paso en falso puede tener consecuencias drásticas tanto para las personas como para la sociedad. En el caso de las instituciones financieras, al principio se centraron en cosas como la videovigilancia para reducir el fraude y mejorar tanto el servicio al cliente como la formación interna. Pero a medida que se despliegan más y más dispositivos IoT, es vital que se establezcan medidas de seguridad. El cifrado y las pruebas de vulnerabilidad son esenciales para garantizar la transferencia segura de datos, al tiempo que deben instalarse actualizaciones periódicas y firmware en los dispositivos de red, y practicarse una higiene adecuada de las contraseñas. Puede obtener más información sobre seguridad en nuestra página sobre IoT y seguridad White Paper.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT puede ayudar a su empresa, póngase en contacto con nosotros.

IoT no es un concepto totalmente nuevo para el sector hotelero. Muchas empresas ya han incorporado la IoT a sus negocios y la utilizan para ofrecer ventajas que van desde una experiencia del cliente más fluida hasta la optimización de los costes energéticos. Según PwC (PriceWaterhouseCooper ), el 70% de los ejecutivos del sector de la hostelería afirman tener ya proyectos de IoT activos, y los utilizan para mejorar la eficiencia tanto en la parte delantera como en la trasera de la empresa. He aquí cómo.  

Hiperpersonalización

Las habitaciones de hotel conectadas permiten a los huéspedes controlar diversas funciones de la habitación, como los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, desde sus teléfonos móviles o desde una tableta proporcionada por el hotel. Los huéspedes también pueden utilizar sus dispositivos para controlar la televisión, las luces y otros aparatos electrónicos de la habitación, y todos esos datos recopilados pueden ser utilizados por los hoteleros para anticiparse a las necesidades de los huéspedes y ofrecerles una experiencia personalizada. Cada vez que el huésped entra en su habitación, se le puede enviar un saludo personalizado automatizado, al tiempo que la habitación cambia automáticamente a la última preferencia guardada, como reproducir música, transmitir servicios de televisión, ajustar la iluminación o abrir las cortinas. Además, combinando las funciones de los teléfonos inteligentes con la tecnología de balizas y otros sensores, se puede enviar a los huéspedes información aún más personalizada, como información sobre la capacidad de los servicios del hotel, como el spa o la piscina, los tiempos de espera para comer o recomendar eventos adecuados en las inmediaciones. Además, el auge de los robots de reparto autónomos puede automatizar el servicio de habitaciones de los hoteles, gestionando las entregas de forma rápida, segura y fiable.

icono de citas

En el caso de los visitantes habituales, los datos procesables permiten a los hoteleros preseleccionar aspectos como la ubicación preferida de la habitación y el tipo de cama del huésped, además de presentar una bandeja de bienvenida con sus aperitivos o vinos preferidos. En otras palabras, puede desplegar la alfombra roja para sus clientes VIP con facilidad.

Facturación sin problemas

En lugar de esperar en recepción a que te entreguen la llave de la habitación, IoT elimina la necesidad de realizar complicados registros. Con IoT, los hoteles pueden enviar automáticamente una llave digital al teléfono móvil del huésped poco antes del check-in, y esta llave digital no solo puede comunicarse con la puerta, sino que también puede eliminar la necesidad de registrarse en recepción, ya que la primera vez que se utiliza para desbloquear la habitación del huésped, este se registra automáticamente.

Mantenimiento predictivo

El mantenimiento preventivo ha sido la norma para los hoteles, con revisiones de mantenimiento periódicas diseñadas para reducir las quejas de los huéspedes y prolongar la vida útil de los equipos. Con IoT, el mantenimiento predictivo permite abordar los fallos de los equipos antes de que se produzcan. Se proporciona al personal información en tiempo real sobre el estado de funcionamiento de los equipos y aparatos, y se envían alertas cuando hay alguna señal de advertencia de deterioro o rendimiento inusual. Por ejemplo, los termostatos y aparatos de aire acondicionado conectados pueden detectar problemas en los equipos antes de que se produzca una avería total. Los sensores que indican que el consumo de agua aumenta en una habitación concreta mientras no hay nadie dentro podrían indicar un grifo o un inodoro con fugas, mientras que los sensores de las tuberías de todo el edificio también pueden identificar fugas u otros problemas. La principal ventaja es que las reparaciones o sustituciones pueden realizarse rápidamente antes de que el equipo deje de funcionar por completo, algo crucial cuando hablamos de equipos o aparatos sin los que el hotel no puede funcionar. También supone un ahorro de dinero, ya que una reparación temprana costará menos dinero y utilizará menos mano de obra.

Ahorro de energía

En lo que respecta al ahorro energético, el IoT tiene algunas aplicaciones bastante obvias, como la supervisión de la ocupación de un espacio para optimizar la calefacción/refrigeración y la iluminación de un entorno, lo que se traduce en un menor consumo de energía y, por tanto, en una reducción de los costes energéticos. Esto es importante porque los costes de los servicios públicos representan una gran parte del gasto operativo y los costes de la electricidad están subiendo. Y ahorrar energía significa alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

icono de citas

Un sistema de gestión de la energía conectado le permite supervisar y gestionar los parámetros en línea, lo que le ofrece la posibilidad de ajustar la configuración de forma rápida y sencilla en todas o algunas de sus habitaciones, sin comprometer el confort de los huéspedes.

Los datos pueden ayudar a determinar qué aspectos, como el aislamiento, las ventanas, los equipos, etc., deben o pueden mejorarse. La integración de distintos sistemas, como ascensores, gestión de habitaciones, personal y propiedades, proporciona lógica entre distintos puntos de datos, lo que permite conocer lo que ocurre en toda la operación y planificar mejor las necesidades energéticas, tanto en tiempo real como a largo plazo.

Gestión de activos

Desde máquinas hasta bandejas de comida, la tecnología IoT puede ayudar a gestionar los activos y el inventario en tiempo real, alertando al personal de las necesidades de servicio, al tiempo que permite planificar a largo plazo. Los rastreadores de activos conectados colocados en equipos de interior y exterior aceleran el proceso de búsqueda de maquinaria y equipos necesarios, acortando o eliminando los tiempos de espera para cosas como los portaequipajes. Los sensores de las bandejas del servicio de habitaciones pueden alertar al personal cuando se han dejado fuera de una habitación para su recogida. Los equipos inteligentes permiten al personal controlar el inventario, como toallas, vajilla o cualquier otra cosa, de forma automática, lo que les permite trabajar de forma más productiva y eficiente.

Seguridad

Las cerraduras de puertas inteligentes automatizadas, que envían a los huéspedes una llave digital a su smartphone, son una gran función de seguridad que permite el IoT. Pero la seguridad de los hoteles no se limita a las habitaciones. Equipar un hotel con IoT significa que todo el recinto puede protegerse mediante programas y protocolos personalizados que, en caso de fallo de seguridad, pueden activar al instante cerraduras de puertas, luces de emergencia y alarmas automáticas enviadas a las autoridades. Las tecnologías biométricas que admiten el reconocimiento facial pueden utilizarse para agilizar el registro de entrada, pero también pueden ayudar a detectar comportamientos sospechosos e identificar a personas que podrían causar problemas. Los botones conectados no intrusivos que sólo activan los empleados también ofrecen al personal una forma de solicitar ayuda.

El futuro

Aunque el IoT ya se está implantando en los hoteles de muchas maneras, el futuro puede traer hoteles sin personal. Aunque en teoría esto puede tener sentido por el ahorro de dinero y el aumento de los ingresos, lo más probable es que a medida que IoT se implante más, muchos servicios se automaticen y se emplee personal para mejorar la atención al cliente.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT puede ayudar a su empresa, póngase en contacto con nosotros.

IoT no puede impedir que ocurran los desastres, pero puede ayudar a identificar los peligros que amenazan la vida, alertar a las autoridades en una fase temprana y ayudar en el rescate de los afectados, salvando vidas, recursos y dinero. Mediante el uso de tecnologías IoT se puede mejorar la gestión y respuesta ante emergencias y, como resultado, obtener resultados mucho mejores.

Incendios forestales en Australia, monzones en la India, terremotos en Japón, catástrofes del noreste en la costa este de Estados Unidos... la mayoría de las catástrofes naturales son inevitables, pero la noticia preocupante es que van en aumento. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU ) de octubre de 2020, los fenómenos meteorológicos extremos han dominado el panorama de las catástrofes en el sigloXXI, y ello puede relacionarse con un aumento de las catástrofes relacionadas con el clima, incluidos los fenómenos meteorológicos extremos.

Para ponerlo en perspectiva, entre 2000 y 2019 se registraron 7 348 catástrofes graves, que se cobraron 1,23 millones de vidas y afectaron a otros 4 200 millones, lo que supuso casi 3 billones de dólares en pérdidas económicas mundiales. Lo que hace que estas cifras destaquen es que muestran un fuerte aumento con respecto a los veinte años anteriores, en los que se produjeron poco más de 4 000 desastres que provocaron aproximadamente 1,6 billones de dólares en pérdidas económicas y se cobraron 1,19 millones de vidas.

Las inundaciones y las tormentas han sido los fenómenos más frecuentes, con más del doble de inundaciones, pero también ha habido aumentos importantes en lo que se refiere a sequías, incendios forestales y temperaturas extremas, junto con un aumento de los fenómenos geofísicos, como terremotos y tsunamis, que han matado a más personas que cualquier otro peligro natural. Si a esto añadimos las catástrofes provocadas por el hombre, como vertidos de materiales peligrosos, fallos en las infraestructuras y explosiones, es obvio que la preparación ante emergencias no sólo tiene que mejorar, sino ser más eficaz.

icono de citas

Aunque no podemos acabar con las catástrofes, podemos mejorar tanto nuestra preparación como nuestra respuesta mediante sistemas de predicción y alerta temprana basados en el Internet de las Cosas, junto con sistemas de respuesta basados en el Internet de las Cosas.

Según el Centro Mundial de Preparación para Desastres, hay cuatro fases en la gestión de emergencias: Mitigación, Preparación, Respuesta y Recuperación.

Mitigación
Minimización de los efectos de las catástrofes, como la aplicación de códigos de construcción y zonificación, análisis de vulnerabilidad, educación pública.

Preparación
Planificación de la respuesta, incluidos planes de preparación, ejercicios de emergencia y formación, sistemas de alerta.

Respuesta
Minimizar los riesgos creados por la catástrofe, como búsqueda y rescate, ayuda de emergencia

Recuperación
Devolver la normalidad a la comunidad, a través de medidas como alojamiento temporal, subvenciones, atención médica e IoT, puede cambiar las cosas de muchas maneras.

Mediante el uso de, entre otras cosas, sensores, robots y vehículos no tripulados, IoT ayuda a minimizar los riesgos y mejorar la respuesta transformando la gestión de catástrofes de reactiva a proactiva. Y los datos generados por estos dispositivos minimizan el riesgo de que nos tomen desprevenidos a la vez que ayudan a todos a tomar decisiones más informadas. Además, los sistemas de comunicaciones mejorados ayudan en las labores de rescate. He aquí cómo:

Mitigación
Los dispositivos y sensores IoT pueden recopilar datos casi en tiempo real sobre aspectos como los niveles de agua, la actividad volcánica y las lecturas barométricas. Los sensores pueden detectar incendios forestales, tornados, chaparrones, actividades volcánicas, terremotos, etc. y enviar alertas tempranas. Además, las infraestructuras críticas (o cualquier infraestructura, en realidad) pueden protegerse mediante un mantenimiento predictivo. La mitigación de riesgos es posible mediante el uso de sensores para controlar los contaminantes, incluidas las situaciones radiactivas.

Preparación
La preparación para emergencias puede mejorarse mediante mecanismos, procedimientos y ensayos de respuesta habilitados por IoT. Los datos en tiempo real procedentes de sensores, cámaras y otros dispositivos conectados pueden integrarse en la infraestructura, lo que permite supervisar las condiciones en tiempo real, así como recibir datos vitales tanto históricos como en tiempo real. Estos datos permiten a los gestores municipales priorizar las reparaciones y emplear el mantenimiento preventivo. Y los dispositivos conectados desplegados en edificios, puentes, carreteras y otras infraestructuras también pueden utilizarse para proporcionar alertas y mejorar las comunicaciones. Además, mediante el uso de dispositivos IoT, se pueden supervisar las reservas estratégicas de alimentos, agua, ropa, equipos médicos y otros suministros vitales para garantizar unos niveles aceptables.

Respuesta
Inmediatamente después de una catástrofe, el conocimiento de la situación es fundamental para garantizar que los recursos se priorizan con el fin de tener el mayor impacto y ayudar a los más necesitados, pero a medida que avanzan las operaciones, los esfuerzos de recuperación deben actualizarse repetidamente en función de las condiciones cambiantes. La tecnología IoT, ampliamente desplegada en la infraestructura de una ciudad, en zonas forestales o en cualquier otro lugar, puede reutilizarse para identificar condiciones de emergencia, personas atrapadas o el estado de cosas como la red eléctrica. Los primeros intervinientes necesitan información procesable, y el IoT puede facilitar la planificación y las acciones de respuesta mediante el uso de sensores para supervisar los movimientos del personal clave, así como sensores y cámaras habilitados para el IoT en el lugar del incidente. El conocimiento de la situación y la gestión de incidentes pueden lograrse mediante elementos como la ropa inteligente, que puede controlar e informar sobre aspectos como las constantes vitales de un bombero y las condiciones en el lugar, lo que permite retirarlo del lugar si la situación se vuelve demasiado peligrosa. Los primeros intervinientes también pueden ir equipados con sensores de audio y vídeo, o contar con el apoyo de drones y vehículos autónomos, lo que permite supervisar y evaluar situaciones peligrosas desde una distancia segura.

Los sistemas IoT automatizados pueden enviar alertas, noticias y otros recursos digitales para mantener informado al público en tiempo real. Las actualizaciones móviles pueden proporcionar información vital, como dónde ha tocado tierra un tornado, o información sobre cómo mantenerse a salvo, dónde encontrar un lugar seguro y recursos para buscar refugio o suministros vitales. Las señales digitales conectadas, como las de las paradas de autobús, las carreteras y las plazas, también pueden utilizarse para difundir información crítica con rapidez. Los dispositivos IoT alimentados por batería pueden permitir servicios de comunicación limitados, como los micromensajes de emergencia.

Recuperación
Los esfuerzos y las operaciones de recuperación tras una catástrofe pueden ser extremadamente difíciles, ya que exigen una gran cantidad de recursos, incluido el personal local e internacional de respuesta a emergencias, las ONG y el ejército, que deben colaborar y compartir recursos e información para llevar a cabo la recuperación de forma rápida y eficaz. Los dispositivos IoT pueden ayudar en las operaciones de búsqueda y rescate, así como en la supervisión de las condiciones posteriores a la catástrofe y los niveles de reservas de recursos vitales. IoT puede seguir utilizándose para difundir información al público mientras se siguen reparando las comunicaciones normales.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT puede facilitar la gestión de emergencias, póngase en contacto con nosotros

LTE-M, la tecnología celular de baja potencia y área amplia (LPWA), está diseñada específicamente para IoT. Prioriza un potente alcance a largas distancias y la escalabilidad para despliegues grandes o en crecimiento, permitiendo la conexión de dispositivos sencillos que transmiten bajos volúmenes de datos durante largos periodos de tiempo con bajo consumo de energía. 

Estas características hacen que LTE-M y otras tecnologías LPWA sean ideales para cualquier número de casos de uso, abriendo la posibilidad muy real de conectar todo tipo de activos a través de una solución única, segura y duradera. En otras palabras, LTE-M conducirá al IoT masivo, permitiendo a las organizaciones trabajar con una mayor eficiencia operativa al tiempo que obtienen una mayor comprensión de todo su negocio.

Logística

LTE-M es ideal para activos en movimiento porque los dispositivos necesitan funcionar sin una fuente de alimentación fija ni recargas periódicas. Y gracias a la amplia cobertura que ofrece, LTE-M permite rastrear la ubicación y el estado de activos como vehículos o contenedores manteniendo una excelente duración de la batería. Se pueden rastrear y registrar muchas cosas, como el consumo de combustible, las paradas y arranques, los peajes, la ruta seguida, el comportamiento del conductor, etc. Puede realizar un seguimiento de las condiciones de la mercancía, observando aspectos como la humedad, la temperatura u otras condiciones del contenedor que podrían tener un impacto adverso en sus activos, lo que le permite reaccionar antes, en lugar de cuando podría ser demasiado tarde.

Industria

El IoT ya se utiliza para mejorar la seguridad y la eficiencia de la producción industrial, pero la supervisión de elementos como el almacenamiento petroquímico y de residuos o los depósitos de fluidos peligrosos puede resultar complicada debido a su lejanía y a las condiciones peligrosas. Con LTE-M, los sensores de bajo consumo y bajo coste permiten supervisar desde la humedad y la temperatura hasta los impactos y las roturas, lo que permite aprovechar mejor la mano de obra, mantener altos los niveles de seguridad y ahorrar dinero detectando los problemas a tiempo.

Ventajas de LTE-M

Mayor cobertura

LTE-M le permite operar en lugares extremadamente difíciles, como bajo tapas de alcantarilla, en tuberías subterráneas o en aparcamientos, sótanos u otras zonas remotas. Es adecuado tanto para casos de uso estático como móvil.

Costes más bajos

Los dispositivos IoT con LTE-M son rentables de producir y baratos de comprar. También cuestan menos de ampliar. Gracias a la mayor duración de la batería, no se necesita una fuente de alimentación externa y los costes de mantenimiento se reducen al haber menos visitas in situ.

Mayor seguridad y fiabilidad

Las redes LTE-M son seguras y fiables, con seguridad carrier grade. Dado que LTE-M opera en el espectro de licencias, los dispositivos no están sujetos a interferencias o congestiones radioeléctricas, un riesgo al que se enfrentan las tecnologías LPWA sin licencia al no haber control del entorno radioeléctrico.

A prueba de futuro

LTE-M es el estándar establecido por el 3GPP (Proyecto de Socios de Tercera Generación), y no depende ni del proveedor ni del operador. En su lugar, cuenta con el apoyo de múltiples proveedores, así como de fabricantes de hardware de todo el mundo. Está previsto que LTE-M forme parte del estándar 5G a medida que evolucione, lo que garantiza su compatibilidad durante mucho tiempo.

Ciudades inteligentes

Para que el ecosistema de una ciudad inteligente sea una realidad, tendrá que haber un despliegue masivo de dispositivos IoT en todos los ámbitos, desde aparcamientos y semáforos hasta edificios, transporte público y otros espacios públicos. Este despliegue masivo estará interconectado, lo que facilitará la vida en la ciudad de muchas maneras, ya sea sabiendo dónde se puede encontrar una plaza de aparcamiento libre o cuándo llegará el próximo autobús, así como manteniendo las zonas públicas más seguras con la supervisión en tiempo real de los espacios públicos. El despliegue masivo conlleva nuevos requisitos de costes para hacer viables los proyectos, por lo que su compatibilidad con dispositivos de bajo coste convierte a LTE-M en un verdadero facilitador de estos casos de uso.

Servicios

Los dispositivos habilitados para LTE-M permiten supervisar infraestructuras y activos remotos, como tuberías subterráneas y equipos de generación eólica, solar o térmica, así como contadores inteligentes. Esto mejorará la eficiencia, permitirá un mantenimiento predictivo (lo que a su vez redunda en un ahorro de costes) y proporcionará información vital sobre aspectos como el consumo de energía, lo que redundará en una mayor sostenibilidad.

En la práctica, esto podría significar vigilar los sistemas de suministro de agua antiguos, propensos a las fugas y otros problemas, pero difíciles de detectar antes de que se conviertan en un verdadero problema y cuesten mucho dinero a todos. Los sensores detectan las fugas mucho más rápido, lo que permite repararlas con mayor celeridad.

LTE-M también puede permitir casos de uso en los que los actuadores sobre el terreno deben activarse con muy poco retardo, gracias a las características de latencia muy baja de LTE-M, especialmente en comparación con otras tecnologías LPWA.

Agricultura/Medio ambiente

¡No es fácil cambiarle la batería a una vaca! Gracias a que LTE-M proporciona la movilidad, fiabilidad y cobertura a distancia necesarias, el seguimiento y la vigilancia de ganado vacuno y de animales salvajes mejoran enormemente. En el campo, el control de las condiciones se simplifica, ya que se pueden vigilar aspectos como la calidad del suelo, el tiempo, la temperatura, la humedad, etc. Y las agencias gubernamentales y los científicos pueden utilizar sensores LTE-M para analizar los niveles de agua, predecir inundaciones y emitir alertas tempranas.

Si desea obtener más información sobre cómo IoT y LTE-M pueden ayudar a su empresa, póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto