5G: qué significa para IoT

El 5G está en boca de todos estos días, y con razón. La 5G no solo mejorará la forma en que utilizamos la tecnología y nos comunicamos con ella, sino que también cambiará la forma en que las distintas tecnologías se comunican entre sí. Y significa que todo sucederá a un ritmo mucho más rápido y con mucha mayor fiabilidad.

Evolución de la tecnología inalámbrica

La evolución de la tecnología de comunicación inalámbrica se remonta a los años 90, cuando se introdujo la 2G (la tecnología anterior era sólo una red con capacidad para llamadas de voz).

5G significa
  • Mayor velocidad media
  • Tasas máximas más elevadas
  • Menor latencia
  • Mayor seguridad
  • Robusto y fiable

Durante la era 2G se produjeron varios avances importantes, como el GSM (Global Systems for Mobile Communication), que permitía la transferencia de datos a velocidades que hoy nos harían reír (30-35 kbps), y el GPRS (General Packet Radio Service), que funcionaba con una tecnología similar a la utilizada por el GSM, pero con velocidades superiores (110 kbps).

Con la introducción de EDGE (Enhanced Data rates for GSM Evolution) en 2003 entramos en un nuevo territorio. EDGE supuso un gran avance tecnológico, al ofrecer velocidades de hasta 135 kbps, y sentó las bases de lo que se conocería como 3G.

Con 3G, que ofrecía velocidades de hasta 2 Mbps, ahora podíamos enviar o recibir correos electrónicos y mensajes de texto de gran tamaño, navegar por Internet, disfrutar de streaming de vídeo y, lo más importante, teníamos mayor seguridad. 3G se basaba sobre todo en las tecnologías EDGE y CDMA2000 (Acceso Múltiple por División de Código), y aunque CDMA2000 funcionaba con conceptos similares a EDGE, también permitía comunicarse simultáneamente por varios canales.

4G marcó el comienzo de la era de Internet móvil y estableció varios requisitos para las redes móviles, entre ellos la obligación de utilizar el Protocolo de Internet (IP) para el tráfico de datos y disfrutar de velocidades de datos mínimas de 100 mbps. En esencia, era una ampliación de la tecnología 3G, con más ancho de banda y servicios.

Ahora es el turno de la 5G, y aunque en cierto modo su introducción puede considerarse "el siguiente paso" en lo que respecta a la conectividad inalámbrica, en realidad es el siguiente paso en la digitalización.

Qué es la 5G

La red móvil de quinta generación no sólo mejorará la forma en que nos conectamos entre nosotros, sino que aportará grandes beneficios a la forma en que interconectamos y controlamos máquinas, objetos y dispositivos, al tiempo que ofrece mayores velocidades, menor latencia y mejor seguridad. Se ha diseñado para hacer frente al gran crecimiento actual de los datos y la conectividad, sin perder de vista las innovaciones del mañana. Inicialmente funcionará en conjunción con las redes 4G existentes, antes de evolucionar hacia redes totalmente autónomas.

icono de citas

La enorme cantidad de dispositivos que ahora podrán conectarse tiene el potencial de revolucionarlo todo, desde las prácticas industriales modernas y las redes de campus hasta sectores como la agricultura y la fabricación.

Robusto y fiable

La red 5G podrá gestionar muchos más dispositivos que las redes anteriores, por lo que miles de millones de dispositivos conectados al IoT podrán conectarse instantáneamente. Dicho de otro modo, si se dispone de una célula de radio que cubre una zona determinada, antes había, por ejemplo, 300 teléfonos móviles en uso en esa zona cuando se alcanzaba la capacidad. La célula estaba ocupada y no podían conectarse más teléfonos. Con la 5G se pueden añadir, por ejemplo, 30.000 dispositivos a la célula y esta seguirá sin alcanzar su capacidad. Esto significa que la 5G puede soportar mejor las grandes cargas que se ven en ciudades, estadios o campus de empresas. Por otro lado, las nuevas frecuencias más bajas permitirán conexiones más robustas y fiables en zonas rurales.

En cuanto a su funcionamiento, la 5G es una tecnología mucho más fiable que las generaciones anteriores. Esto es importante cuando se producen cortes o cuando hay que actualizar partes de la red. La arquitectura 5G es mucho más sencilla y, al mismo tiempo, está construida sobre bases y normas más sólidas. Esto significa que debería haber menos incidentes y mucho menos tiempo de inactividad, lo que es una gran noticia para IoT, en particular para las soluciones de misión crítica.

Mayor velocidad y menor latencia

Con la 5G veremos velocidades de 1 Gbps a 10 Gbps, lo que significa que la 5G será, de media, diez veces más rápida que la 4G, y dentro de unos años veremos velocidades de hasta más de 1 gigabits por segundo en velocidad punta. Para ponerlo en perspectiva, hoy en día la mayoría de los hogares con fibra tienen velocidades de 100 megabits por segundo, y 1000 megabits equivalen a un gigabit. Otra forma de verlo: podrás ver 400 películas simultáneamente en una televisión de alta resolución sin perderte ni un segundo.

En lo que respecta al IoT, esto supondrá una enorme diferencia para aplicaciones como la vídeovigilancia, especialmente si hay seis o siete cámaras cubriendo una zona, por ejemplo, en una fábrica.

Si se dispone de una estación 5G, la capacidad es tan grande que se podrá transmitir una enorme cantidad de vídeo abierto sin alcanzar ningún tipo de límite de capacidad. Cuando combinas ese tipo de velocidad con menores requisitos de potencia empiezas a ver por qué 5G será ideal para IoT.

Una latencia más baja significa comunicaciones casi en tiempo real, lo que puede suponer un gran impulso para el control en tiempo real de dispositivos, automatización, vehículos autónomos, robótica industrial y sistemas de seguridad. La latencia de 4G es en realidad bastante rápida, en torno a 30-40 milisegundos, pero con 5G esa cifra se reduce a 1-2 milisegundos, lo que, de nuevo, convierte a 5G en un importante cambio de juego cuando se trata de IoT.

Pensemos en una mina en la que hay que cortar una roca. Antes había que estar in situ para hacerlo, pero con la baja latencia de la 5G se puede hacer a distancia. Esto puede cambiar las reglas del juego en lo que respecta al control de dispositivos en tiempo real, la robótica industrial, la comunicación entre vehículos y los sistemas de seguridad. Si aplicamos este mismo principio a la cirugía a distancia y a otros cuidados, procedimientos y tratamientos médicos a distancia, la asistencia sanitaria se transforma de repente.

5G y seguridad

Hay más y mejores normas de seguridad en 5G, con más comprobaciones de seguridad, lo que significa que tus datos estarán mucho más seguros. El 5G permitirá herramientas mejores y más rápidas de autenticación y cifrado del tráfico y los dispositivos conectados. Las velocidades más rápidas hacen posible compartir e instalar nuevo software y actualizaciones de seguridad mucho más rápidamente que hoy, lo que permite servicios inteligentes de seguridad IoT en tiempo real. Velocidades más rápidas, tiempos de respuesta más rápidos y más dispositivos conectados también hacen que la supervisión del sistema sea más eficiente y que las acciones se tomen mucho más rápido. La 5G también ofrece la posibilidad de priorizar el tráfico relacionado con la seguridad en la red de forma mucho más eficiente que en la actualidad, y existen tecnologías más seguras para el tráfico en las redes hacia y desde otros países.

Los dispositivos IoT destinados a aplicaciones industriales y otras aplicaciones M2M están, a diferencia de muchos dispositivos de consumo, mejor diseñados, mejor protegidos y, en muchos casos, se conectarán a segmentos de red específicos o a través de pasarelas IoT, lo que reducirá drásticamente las posibilidades de que se produzcan brechas de seguridad. Dicho esto, los dispositivos deben supervisarse para garantizar que se comportan según lo previsto.

Las grandes ventajas tienen un coste

Así pues, aunque es evidente que el 5G y el IoT ofrecen enormes ventajas, el 5G no utiliza la infraestructura establecida por el 3G y el 4G, por lo que su implantación será mucho más cara y complicada. Dicho esto, Tele2 está invirtiendo en el futuro, con el despliegue actual de 5G en Suecia.

Si desea más información sobre 5G e IoT, póngase en contacto con nosotros.

Póngase en contacto